SECCIONES // INFORMATIVAS

Mysapec YouTube facebook twitter
NOMBRES PROPIOS. RICHARD DINDO
documentamadrid EL COMPOSITOR DE RECUERDOS
A lo largo de sus más de 30 años de carrera, el cineasta suizo Richard Dindo ha realizado más de 20 películas, todas ellas documentales a excepción de una. Son, en su mayoría, biografías: de artistas, revolucionarios, o las dos cosas a la vez. Además de rebeldes de culto mundialmente conocidos como el Che Guevara (Ernesto “Che” Guevara, le journal de Bolivie, 1994), Jean Genet (Genet à Chatila, 1999) o Arthur Rimbaud (Arthur Rimbaud, une biographie, 1991), Dindo ha dedicado multitud de películas a personajes suizos menos conocidos pero no menos intrigantes, todos rebeldes y víctimas, de un modo u otro, de alguna injusticia.

Su empeño por arrojar luz sobre los controvertidos episodios de la historia reciente de su país le ha convertido en una persistente piedra en el zapato de la clase dirigente. Ya en 1975 empezó a cuestionar el papel de Suiza en la Segunda Guerra Mundial con su película The Execution of the Traitor Ernst S., que realizó en colaboración con el periodista Niklaus Meienberg. El villano/víctima del título del documental, un ladrón de poca monta, fue asesinado por colaborar con los nazis, mientras que los líderes de la industria suiza hacían exactamente lo mismo con total impunidad. Dindo volvió a abordar el tema de Suiza y la Segunda Guerra Mundial en 1998 con Grüninger’s Case, su homenaje al agente de la policía fronteriza suiza que fue destituido con deshonor por permitir la entrada ilegal de refugiados judíos en el país durante la guerra.

Otro tema reiteradamente explorado por Dindo es el aplastamiento de movimientos juveniles idealistas por intereses políticos. Con su película de 2002 Verhör und Tod in Winterthur, que recuerda las trágicas vidas de los miembros de la cultura alternativa zuriquesa de los ochenta, retomó un periodo que ya había tratado 15 años antes en Dani, Michi, Renato & Max, una investigación sobre la brutalidad policial en relación con la muerte de cuatro jóvenes. Aunque el documental de 2002 tiene un tono más elegíaco que el de 1987, abiertamente rabioso, describe los acontecimientos tan vívidamente como si acabaran de ocurrir. Sin embargo, su proyecto más ambicioso en torno a este tema es su reciente película Ni olvido ni perdón (2003), que revela la verdad largo tiempo oculta sobre la orden gubernamental de destrucción del movimiento de protesta estudiantil de Ciudad de México en 1968. Además de corregir el registro histórico sobre lo ocurrido, la película explora las diversas maneras en las que los acontecimientos de entonces se recuerdan hoy en México.

A diferencia de los géneros de semificción del biopic o docudrama, las películas de Dindo se basan en material auténtico y en “los hechos”: volver a la escena de los acontecimientos históricos, recoger declaraciones de testigos presenciales, examinar documentos del periodo en cuestión. Dindo ha trabajado esporádicamente con actores, principalmente en su retrato de Rimbaud, basado en escenas guionizadas y representadas, o en Genet à Chatila, en la que una joven actriz busca el rastro biográfico y literario de Genet, pero en la mayoría de sus películas evita la adaptación dramática. En lugar de eso, hace uso de su facilidad para suscitar situaciones reales en las que el presente pueda encontrarse con el pasado. En Grüninger’s Case, por ejemplo, la sala de St. Gallen en la que fue juzgado el policía Paul Grüninger en 1940 se convierte en la escena a la que esos mismos refugiados vuelven casi 60 años después para compartir sus recuerdos de cómo les salvó la vida. Grüninger murió sumido en la pobreza en 1972 y fue restituido póstumamente en 1993. Está ausente en la película, pero su presencia planea sobre ella.

Su trabajo de “lectura” del pasado implica también una relectura de trabajos literarios. La poesía de Rimbaud, la prosa lírica de Genet y el conmovedor testimonio de los últimos diarios del Che constituyen la base de los trabajos que ha realizado sobre ellos. Las películas funcionan, al mismo tiempo, como comentario de texto. Esta interacción entre la imagen y el mundo sucede de forma magistral en Aragon: le roman de Matisse (2003). Mientras el poeta Louis Aragon se esfuerza por usar el lenguaje escrito para retratar el arte visual de Matisse en su libro sobre el gran artista, la cámara de Dindo captura simultáneamente y sin esfuerzo aparente los cuadros, la prosa y los lugares en los que ambos se crearon.

“Para asegurar que los acontecimientos históricos no sean olvidados, deben ser relatados”, dice el narrador de Ni olvido ni perdón. Esta sencilla frase resume el proyecto cinematográfico de Dindo en toda su riqueza y complejidad. Sus rebeldes y poetas, víctimas y visionarios, cobran vida a través de sus películas y perviven en nuestra memoria.

Con la colaboración de La Embajada de Suiza y Swiss films

Embajada Suiza

Swiss Films
ARAGON: LE ROMAN DE MATISSE
ARTHUR RIMBAUD, UNE BIOGRAPHIE
CHARLOTTE, VIE OU THÉÂTRE?
DANI, MICHI, RENATO & MAX
ERNESTO 'CHE' GUEVARA: LE JOURNAL DE BOLIVIE
GAUGUIN À TAHITI ET AUX MARQUISES
GENET À CHATILA
NI OLVIDO NI PERDÓN
RAIMON – CHANSONS CONTRE LA PEUR
THE MARSDREAMERS
WER WAR KAFKA?
BUSCAR PELÍCULA
PROGRAMA POR DÍA
  L M X J V S D
documentamadrid         4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
documentamadrid

© 2012 documenta madrid   web: animo.es

Introducción Premios Colaboradores Sedes Jurados Entradas Voluntarios Enlaces Making the  making
Competitivas Informativas Act. Paralelas
Por día Por sede
Noticias Notas prensa Acreditación
Acreditación Inscripción Bases FAQ
Piezas gráficas Fotos Vídeos DVDs Publicaciones
Edición 11 Edición 10 Edición 09 Edición 08 Edición 07 Edición 06 Edición 05 Edición 04